martes, 21 de abril de 2015

ESTROFAS

Estrofas y combinaciones estróficas:
            Tipos de estrofas:
Pareado: estrofa formada por dos versos de arte mayor o menor con rima asonante o consonante.
§ Pareado.-
Nº de versos: 2
Nº de sílabas: arte mayor o menor.
Rima: Consonante o asonante.
Pareado:
¿Qué más consuelo queréis             8a
pues con la vida volvéis?                  8a
Calderón de la Barca

Yo vi sobre un tomillo
quejarse un pajarillo.
Villegas

Y antes que poeta, mi deseo primero   13 A
hubiera sido ser un buen banderillero    13 A
Manuel Machado
Yo sólo que nací para tormentos,         11 A
estoy en todos estos elementos:          11 A
la boca tengo en aire suspirando          11 B
el cuerpo en tierra está peregrinando,    11 B
los ojos tengo en llanto noche y día,     11 C
y en fuego el corazón y la alma mía.     11 C
(Francisco de Quevedo)
Cuenta Barbey en versos que valen bien su prosa
una hazaña del Cid, fresca como una rosa,
pura como una perla. No se oyen en la hazaña
resonar en el viento las trompetas de España,
ni el azorado moro las tiendas abandona
al ver al sol el alma de acero de Tizona...
Rubén Darío

Terceto: Está formada por tres versos de arte mayor con rima consonante.
§ Terceto.-
Nº de versos: 3
Nº de sílabas: Arte mayor (Si los versos son de arte menor, se le da el nombre de tercetillo).
Rima: Consonante.
Los tercetos suelen ir encadenados unos con otros mediante la distribución de la rima.
Terceto:
No será cual los álamos cantores                             11A
que guardan el camino y la ribera                            11-
habitado de pardos ruiseñores.                                 11A    
Antonio Machado
...Que aunque todas las aguas del olvido
bebiese yo, por imposible tengo
que me escapase, de tu lazo asido,
Donde la vida a más dolor prevengo.
¡Triste de aquel que por estrellas ama,
si no soy yo, porque a tus manos vengo!
Lope de Vega

Terceto encadenado:
Yo quiero ser llorando el hortelano                           11A
de la tierra que ocupas y estercolas,                        11B
compañero del alma, tan temprano.                         11A

Alimentando lluvias, caracolas                                 11B
y órganos mi dolor sin instrumento                           11C
a las desalentadas amapolas                        11B
Miguel Hernández
Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos, mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas

daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.

Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.

No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.

Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos. ( ...)
Elegía a Ramón Sijé de Miguel Hernández

Tercetilla:  Es un terceto con versos de arte menor. Si la rima es asonante se llama Soledad o Solea.
Muerto se quedó en la calle
con un puñal en el pecho.
No lo conocía nadie.
(Federico García Lorca)


Cuarteto: Es una estrofa compuesta por cuatro versos de arte mayor con rima consonante. Su esquema o combinación es ABBA.
§ Cuarteto.-
Nº de versos: 4
Nº de sílabas: Arte mayor.
Rima: Consonante (ABBA)
Cuarteto:
¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?               A
¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,                        B
que a mi puerta, cubierto de rocío,                           B
pasas las noches del invierno oscuras?                   A
Lope de Vega
¡Oh dulces prendas por mí mal halladas,                 11 A
dulces y alegres cuando Dios quería,.......................11 B
juntas estáis en la memoria mía...............................11 B
y con ellas en mi muerte conjurada!..........................11 A
 Una, dos, tres estrellas, veinte, ciento,
 mil, un millón, millares de millares,
 ¡válgame Dios, que tienen mis pesares
 su retrato en el alto firmamento!.
 (Diego de Silva y Mendoza, conde de Salinas)
Aquí yacen de Carlos los despojos:              11 A
la parte principal volvióse al cielo;                 11 B
con ella fue el valor, quedóle al suelo           11 B
miedo en el corazón, llanto en los ojos.        11 A
(Fray Luis de León)
A veces una hoja desprendida
de lo alto de los árboles, un lloro
de las ninfas que pasan, un sonoro
trino de ruiseñor, turban mi vida.
Enrique González Martínez


Redondilla: Cuando los versos del cuarteto son de arte menor.
§ Redondilla.-
Nº de versos: 4
Nº de sílabas: Arte menor.
Rima: Consonante (abba).
Redondilla:
Caído se le ha un clavel                                8a
hoy a la Aurora del seno;                              8b
¡qué gozoso que está el heno                       8b
porque ha caído sobre él!                              8a
Góngora

La tarde más se oscurece;                a
y el camino que serpea                     b
y débilmente blanquea,                     b
se enturbia y desaparece.                 a
Antonio Machado
Cultivo una rosa blanca,                    8a
en julio como en enero,                     8b
para el amigo sincero                        8b
que me da su mano franca.              8a
José Martí
Clamé al cielo y no me oyó
y, pues sus puertas me cierra,
de mis pasos en la tierra
responda el cielo, y no yo.
(José de Zorrilla)

Dadme licencia, Señor,
para que deshecho en llanto
pueda en vuestro rostro santo
llorar lágrimas de amor.
Lope de Vega

Serventesio: Es una estrofa de cuatro versos de arte mayor con rima consonante. Su combinación es ABAB.
§ Serventesio.-
Nº de versos: 4
Nº de sílabas: Arte mayor.
Rima: Consonante (ABAB)
Serventesio:
Está en la sala familiar, sombría,                              11A
y entre nosotros el querido hermano                        11B
que en el sueño infantil de un claro día                     11A
vimos partir hacia un país lejano.                              11B
Antonio Machado
Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, 14 A
y un huerto claro donde madura el limonero; 14 B
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla; 14 A
mi historia, algunos casos que recordar no quiero. ( ...) 14 B
Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.
 (AntonioMachado)
En otros siglos de ambiciones locas 11 A
fundaron esta torre mis abuelos; 11 B
dieronle base las gigantes rocas, 11 A
y a sus almenas pabellón los cielos. 11 B
(Fray Luis de León)
 Yo soy aquel que ayer no más decía
    
el verso azul y la canción profana,         
en cuya noche un ruiseñor había            
que era alondra de luz por la mañana.    
(Rubén Darío)
Flor deliciosa en la memoria mía,
ven mi triste laúd a coronar,
y volverán las trovas de alegría
en sus ecos tal vez a resonar.
Enrique Gil y Carrasco
Sabe si alguna vez tus labios rojos
quema invisible atmósfera abrasada
que el alma que hablar puede con los ojos
también puede besar con la mirada.
(G. A. Bécquer)

Señor, ya me arrancaste lo que yo más quería.
Oye otra vez, Dios mío, mi corazón clamar.
Tu voluntad se ha hecho, Señor, contra la mía.
Señor, ya estamos solos mi corazón y el mar.
(A.Machado)


Cuarteta: Si el serventesio está formado por versos de arte menor, se denomina cuarteta.
§ Cuarteta.-
Nº de versos: 4
Nº de sílabas: Arte menor.
Rima: Consonante (abab).
Cuarteta:
Y todo un coro infantil            a
va cantando la canción:         b
mil veces ciento, cien mil;     a
mil veces mil, un millón.        b
A.    Machado
Yo voy soñando caminos      8a
de la tarde. ¡Las colinas         8b
doradas, los verdes pinos,     8a
las polvorientas encinas!        8b
Machado

Ayer soñé que veía
a Dios y que a Dios hablaba;
y soñé que Dios me oía...
Después soñé que soñaba.
(Antonio Machado)

Anoche cuando dormía
soñé ¡bendita ilusión!
que una fontana fluía
dentro de mi corazón.
Antonio Machado

Lira: Es una estrofa formada por cinco versos de los que el primero, el tercero y el cuarto son heptasílabos, y el segundo y el quinto son endecasílabos. Tienen rima consonante.
§ Lira.-
Nº de versos: 5
Nº de sílabas: Endecasílabos y heptasílabos.
Rima: Consonante (7a-11B-7a-7b-11B).
Lira:
Qué descansada vida
la del que huye del mundanal ruïdo
y sigue la escondida
senda, por donde han ido
los pocos sabios que en el mundo han sido!
Un no rompido sueño,
un día puro, alegre, libre quiero;
no quiero ver el ceño
vanamente severo
de a quien la sangre ensalza, o el dinero.
Fray Luis de León
Oda a la vida retirada
Si de mi baja lira
tanto pudiese el son, que en un momento
aplacase la ira
del animoso viento
y la furia del mar y movimiento...
Garcilaso de la Vega


Coplas de pie quebrado: Sílabas:  Ocho y cuatro  (cada estrofa sigue el esquema:  8-8-4, 8-8-4, 8-8-4, 8-8-4)
§ Copla de pie quebrado o manriqueña.-
Nº de versos: 12
Nº de sílabas: Octosílabos y tetrasílabos.
Rima: Consonante (8a8b4c-8a8b4c // 8a8b4c-8a8b4c).
Recuerde el alma dormida,                                       a
avive el seso y despierte                                           b
contemplando                                                           c
cómo se pasa la vida,                                              a
cómo se viene la muerte                                          b
tan callando,                                                            c
cuán presto se va el placer,                                     d
cómo, después de acordado,                                  e
da dolor;                                                                   f
cómo, a nuestro parecer,                                        d
cualquiera tiempo pasado                                       e
fue mejor.                                                             f
¿Qué se hizieron las damas,
sus tocados, sus vestidos,
 sus olores?.
¿Qué se hizieron las llamas
de los fuegos encendidos
 de amadores?.
(Jorge Manrique)
¿Qué se fizieron las damas,
sus tocados, sus vestidos,
sus olores?
¿Qué se fizieron las llamas
de los fuegos encendidos
de amadores?
¿Qué se fizo aquel trobar,
las músicas acordadas
que tañían?
¿Qué se fizo aquel dançar,
aquellas ropas chapadas
que traían?
 
Copla: Estrofa de cuatro versos de arte menor (normalmente, octosílabos), con rima asonante en los pares; quedan sueltos los impares.
§ Copla.-
Nº de versos: 4
Nº de sílabas: Octosílabos.
Rima: Asonante en los versos 2º y 4º, quedando sueltos los versos 1º y 3º. (a-a-).

Copla:
Cuando me pongo a cantar,       -
me salen, en vez de coplas,       a
las lágrimas de los ojos,             -
los suspiros de la boca.              a
M. Machado
Deixo amigos por estaños,
deixo a veiga polo mar,
deixo, en fin. canto ben quero...
¡Quén pudera no o deixar...!
(Rosalía de Castro)
En la calle de los muros
han matado una paloma;
yo cortaré con mis manos
las flores de su corona.
Anónimo actual

Bueno es saber que los vasos
nos sirven para beber;
lo malo es que no sabemos
para que sirve la sed.
Antonio Machado

Hasta que el pueblo las canta,
las coplas, coplas no son;
y cuando las canta el pueblo,
ya nadie sabe el autor.
(Manuel Machado)


§ Cuaderna vía.-
Nº de versos: 4
Nª de sílabas: Alejandrinos.
Rima: Consonante (AAAA)
Mester traigo fermoso, non es de juglaría,
mester es sin pecado, que es de clerecía;
fablar curso rimado por la cuaderna vía,
a sílabas contadas, que es gran maestría.
Libro de Alexandre (Anónimo del s. XIII)


§ Quinteto.-
Nº de versos: 5
Nº de sílabas: Arte mayor.
Rima: Consonante. La combinación de rimas debe cumplir tres condiciones:
a. No debe haber ningún verso suelto.
b. No deben rimar tres versos seguidos.
c. Los dos últimos no deben formar pareado.
Ese vago clamor que rasga el viento
es la voz funeral de una campana:
vano remedo del postrer lamento
de un cadáver sombrío y macilento
que en sucio polvo dormirá mañana.
Zorrilla

Era una mañana y abril sonreía.
Frente al horizonte dorado moría
La luna, muy blanca y opaca; tras ella,
Cual tenue ligera quimera, corría
La nube que apenas enturbia una estrella.
A. Machado
11 A - 11 A - 11 B - 11 A - 11B


§ Quintilla.-
Nº de versos: 5
Nº de sílabas: Arte menor.
Rima: Consonante. La combinación de rimas debe cumplir las mismas condiciones que el quinteto.
No en las vegas del jarama
pacieron la verde grama
nunca animales tan fieros
junto al pueste que se llama
por sus peces, de Viveros,
como los que el vulgo vio
ser lidiados aquel día;
y en las fiestas que gozó,
la popular alegría
muchas heridas costó.
Nicolás Fernández de Moratín


Ÿ Sextina.-
Nº de versos: 6
Nº de sílabas: Arte mayor.
Rima: Consonante. Los verso 3º y 6º suelen ser agudos. La combinación de rimas se suele ajustar al
siguiente esquema: AAB' CCB'.
¡Ay! La pobre princesa de la boca de rosa
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar;
ir al sol por la escala luminosa de un rayp,
saludar a los lirios con los versos de Mayo,
o perderse en el viento sobre el trueno del mar.
Rubén Darío


§ Copla de arte mayor.-
Nº de versos: 8
Nº de sílabas: Arte mayor.
Rima: Consonante (ABBAACCA)
Tus casos falaces, Fortuna, contamos.
Estados de gentes que giras y trocas,
tus grandes discordias, tus firmezas pocas,
y los que en tus ruedas quejosos fallamos,
hasta que al tiempo de agora vengamos;
de fechos pasados codicia mi pluma
y de los presentes, fazer breve suma:
dé fin Apolo, pues nos comenzamos.
Juan de Mena


§ Octava real.-
Nº de versos: 8
Nº de sílabas: Arte mayor (endecasílabos).
Rima: Consonante (ABABABCC).
Cerca del Tajo en soledad amena
de verdes sauces hay una espesura,
toda de hiedra revestida y llena,
que por el tronco va hasta la altura,
y así la teje arriba y encadena
que el sol no halla paso a la verdura;
el agua baña el prado con sonido
alegrando la vista y el oído.
Garcilaso de la Vega

§ Octava italiana.-
Nº de versos: 8
Nº de sílabas: Arte mayor (si los versos son de arte menor se la denomina octavilla)
Rima: Consonante. Puede llevar algunos versos sueltos. La combinación es libre, pero los versos 4º y 8º deben llevar rima aguda.
Tu aliento es el aliento de las flores;
tu voz es de los cisnes armonía;
es tu mirar el esplendor del día,
y el color de la rosa es tu color.
Tú prestas nueva vida y esperanza
a un corazón para el amor ya muerto;
tú creces de mi vida en el desierto
como crece en un páramo la flor.
Bécquer

Con diez cañones por banda,
viento en popa a toda vela,
no corta el mar, sino vuela,
un velero bergantín:
bajel pirata que llaman
por su bravura, el Temido,
en todo el mar conocido
del uno al otro confín.
Espronceda


§ Décima o espinela.-
Nº de versos: 10
Nº de sílabas: Arte menor (octosílabos).
Rima: Consonante (ABBAACCDDC).
Flechando vi con vigor
a una ninfa soberana
en el arco de Diana
las saetas del Amor.
El corcillo volador,
con ver su muerte vecina,
aguarda, y la dura encina,
blanco de sus tiros hecha,
en el hierro de su flecha,
besa su mano divina.
Góngora


Nº de versos: Indeterminado.
Nº de sílabas: Endecasílabos y heptasílabos.
Rima: Consonante. Puede quedar algún verso suelto. La combinación de rimas es libre, pero una
vez fijada por el poeta en la primera estancia del poema debe repetirla en todas las demás de la
misma composición.

Aquel que libre tiene
de engaño el corazón, y sólo estima
lo que a virtud conviene
y sobre cuanto precia
el vulgo necio su intención sublima,
y el miedo menosprecia,
y sabe mejorarse,
sólo señor merece y rey llamarse.
Fernando de Herrera

§ Sextina romántica.-
Nº de versos: 6
Nº de sílabas: Endecasílabos y heptasílabos.
Rima: Consonante (11A-7a-11B-7c-7c-11B).
Cual dilatado mar, la mies dorada,
a trechos esmaltada
de ya escasas y mustias amapolas,
cediendo al soplo halagador del viento
acompasado y lento,
a los rayos del sol mueve sus olas.
Núñez de Arce


§ Octava italiana de pie quebrado.-
Nº de versos: 8
Nº de sílabas: Endecasílabos y heptasílabos.
Rima: Consonante (11A-11B-11B-7c' // 11A-11D-11D-7c'). Los versos 4º y 8º son heptasílabos y de rima aguda.
Astro de paz, belleza de consuelo,
antorcha celestial de los amores.
Lámpara sepulcral de los dolores.
¡Tierna y casta deidad!
¿Qué eres de hoy más sobre ese helado cielo,
un peñasco que rueda en el olvido,
o el cadáver de un sol que endurecido
yace en la eternidad?
Pastor Díaz


§ Silva.-
Nº de versos: Indeterminado.
Nº de sílabas: Endecasílabos y heptasílabos.
Rima: Consonante, aunque pueden quedar versos sueltos. La combinación de rimas es libre, pero no deben estar muy separados los versos que rimen entre sí.
¿Con qué culpa tan grave,
sueño blando y suave.
Pude en largo destierro merecerte
que se aparte de mí tu olvido manso?
Pues no te busco yo por ser descanso,
sino por muda imagen de la muerte.
Cuidados veladores
hacen inobedientes mis dos ojos
a la ley de las horas:
no han podido vencer a mis dolores
las noches, ni dar paz a mis enojos.
Madrugan más en mí que en las auroras
lágrimas a este llano,
que amanece a mi mal siempre temprano;
y tanto, que persuade la tristeza
a mis dos ojos, que nacieron antes
para llorar que para ver. Tú, sueño,
de sosiego los tienes ignorantes...
Quevedo



2.2.3. Estrofas y combinaciones métricas de rima asonante.-
§ Romance.-
Nº de versos: Indeterminado.
Nº de sílabas: Octosílabos.
Rima: Asonante en los versos pares y sueltos los impares.
Cabalga Diego Laínez
al buen rey besar la mano;
consigo se los llevaba,
los trecientos hijosdalgo;
entre ellos iba Rodrigo,
el soberbio castellano.
Todos cabalgan a mula,
sólo Rodrigo a caballo;
todos visten oro y seda,
Rodrigo va bien armado;
todos guantes olorosos,
Rodrigo guante mallado.
Anónimo, siglos XV-XVI


§ Romance endecha.-
Variante del romance, pero de versos heptasílabos.
¡Ay, soledades tristes
de mi querida prenda,
donde me escuchan solas
las ondas y las fieras!
Las unas que, espumosas,
nieve en las peñas siembran,
porque parezcan blandas
con mi dolor las peñas;
las otras que bramando
ya tiemplan la fiereza,
y en sus entrañas hallan
el eco de mis quejas...
Lope de Vega


§ Romancillo.-
Variante del romance, pero de versos hexasílabos o menores.
Hermana Marica,
mañana que es fiesta
no irás tú a la amiga
ni yo iré a la escuela.
Pondráste el corpiño
y la saya buena,
cabezón labrado,
toca y albanega;
y a mí me pondrán
mi camisa nueva...
Góngora


§ Romance heroico.-
Variante del romance, pero de verso endecasílabo.
Pronto el son de timbales y añafiles
en la parte exterior, la grita y bulla
que en las calles levanta el gran gentío,
y el estruendo de arneses y herraduras,
que llega dicen el gallardo moro,
el retador valiente. Expresión una
y una sola actitud se advierte en todos
cuantos el ancho circo en torno ocupan...
Duque de Rivas


§ Coplas de soledad o soleares.-
Nº de versos: 3
Nº de sílabas: Octosílabos.
Rima: Asonante en los versos 1º y 3º. Queda suelto el 2º.
A mi puerta has de llamar
y no he de salir a abrir,
y me has de sentir llorar.
Muerto se quedó en la calle
con un puñal en el pecho.
No lo conocía nadie.
García Lorca


§ Seguidilla.-
Nº de versos: 4
Nª de sílabas: Heptasílabos y pentasílabos.
Rima: Asonante en los pares y sueltos los impares (7-5a-7-5a).
Eres como la rosa
que está en el huerto,
colorada por fuera,
blanca por dentro.
Anónimo actual


§ Silva asonantada.-
Los mismos caracteres de la silva, pero rimando en asonante los versos pares y quedando sueltos los impares.
A la desierta plaza
conduce un laberinto de callejas.
A un lado, el viejo paredón sombrío
de una ruinosa iglesia;
a otro lado, la tapia blanquecina
de un huerto de cipreses y palmeras,
y, frente a mí, la casa
y en la casa, la reja,
ante el cristal que levemente empaña
su figurilla plácida y risueña.
Me apartaré. No quiero
llamar a tu ventana... Primavera
viene -su veste blanca
flota en el aire de la plaza muerta-;
viene a encender las rosas
rojas de tus rosales... quiero verla...
Antonio Machado



Combinaciones estróficas
Villancico
Soneto
   En tanto que de rosa y de azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende el corazón y lo refrena;
   y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:
   coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.
   Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.
 Garcilaso de la Vega: Soneto XXIII 
Cabe la vida entera en un soneto
empezado con lánguido descuido,
y, apenas iniciado, ha transcurrido
la infancia, imagen del primer cuarteto.
Llega la juventud con el secreto
de la vida, que pasa inadvertido,
y que se va también, que ya se ha ido,
antes de entrar en el primer terceto.
Maduros, a mirar a ayer tornamos
añorantes y, ansiosos, a mañana,
y así el primer terceto malgastamos.
Y cuando en el terceto último entramos,
es para ver con experiencia vana
que se acaba el soneto... Y que nos vamos.
ALFA Y OMEGA  Manuel Machado

A UNA NARIZ  Quevedo ridiculiza la nariz de Góngora:
Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada muy barbado.
Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.
Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto;
las doce tribus de narices era.
Érase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera,
que en la cara de Anás fuera delito. 
 
SONETO  Quevedo nos demuestra su dominio de la lengua castellana:
Es el amor, según abrasa, brasa;
es nieve a veces puro hielo, hielo;
es a quien yo pedir consuelo suelo,
y saco poco de su escasa casa.
Es un ardor que a quien traspasa, pasa,
y como a veces yo paselo, selo;
es un pleito do no hay apelo, pelo;
es del demonio que le amasa, masa.
Tirano a quien el Cielo inspira ira;
un ardor que si no se mata, mata;
gozo, primero que cumplido, ido;
flechero que al que se retira, tira;
cadena fuerte que aun de plata, ata;
y mal que a muchos ha tejido nido.                   
 

Romance
Romance:
Que por mayo era por mayo,                                   8-
cuando hace el calor                                     8a
cuando los trigos encañan                            8-
y están los campos en flor                            8a
cuando canta la calandria                             8-
y responde el ruiseñor,                                  8a
cuando los enamorados                                8-
van a servir al amor.                                     8a
Anónimo
Abenámar, Abenámar,
moro de la morería,
el día que tú naciste,
grandes señales había.
Estaba la mar en calma,
la luna estaba crecida;
moro que en tal signo nace
no debe decir mentira (…)
Anónimo



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada